logo nuevo DLC

El agua en el cuerpo humano

El agua es el componente principal en los seres vivos. En algunos organismos, se alcanza un porcentaje del 90%.

El cuerpo humano está compuesto por un 70% de agua. En la sangre, el porcentaje es del 83% y en los pulmones del 79%.

En la siguiente imagen se puede ver cuál es la cantidad de agua en cada uno de los órganos del cuerpo humano:

Porcentajesde aguaen los órganos del cuerpo humano

Si perdemos un 4% de la cantidad de agua, sufriremos irritabilidad, dolor de cabeza, somnolencia y dificultades importantes para concentrarnos.

Una persona que pierda un 10% del agua de su cuerpo se encuentra en una situación de riesgo. Si la pérdida llega a un 20%, le llevaría a la muerte.

El agua se comporta como un lubricante en la mayoría de los procesos que tienen lugar en el cuerpo humano. Es fundamental en la digestión. La saliva ayuda a masticar los alimentos y a deglutir. De esta manera, se asegura un deslizamiento correcto a través del esófago. 

Las articulaciones y los cartílagos necesitan agua como lubricante. Cuando una persona no consume todo el agua que su cuerpo necesita, el líquido se desplaza hacia las partes más importantes. Las articulaciones dejan de estar correctamente lubricadas y se produce una mayor fricción, dando lugar a rigideces, lesiones y artritis.

Los ojos necesitan una lubricación constante. Por este motivo, parpadeamos entre 15 y 20 veces por minuto.

La cantidad de agua que una persona tiene que ingerir al día, es de un 3% del peso de su cuerpo. Para una persona adulta, esta cantidad se puede establecer en 2 litros de agua al día de promedio.

El agua es salud

Otra función muy importante que desarrolla el agua en el cuerpo humano, es la de regular la temperatura. Disipamos el exceso de calor a través de la sudoración de la piel. 

El agua es el medio que utiliza el cuerpo humao para eliminar toxinas. Este proceso se puede llevar a cabo a través del sudor o de la orina. En casos de deshidratación, no se eliminan los desechos con la frecuencia apropiada y se puede provocar un envenenamiento de la sangre. 

Una ingesta adecuada de agua facilita los movimientos intestinales para eliminar los desechos de una manera efectiva. Se reduce así el problema del estreñimiento.

¿De dónde proviene el agua que ingerimos?

  • Un 70-80% procede de los líquidos que tomamos a lo largo del día.
  • El resto, un 20-30%, se encuentra en los alimentos que consumimos.

 

 

 

Buscador (responsive)